Tocofobia, miedo al embarazo

 

La palabra tokos significa hijo o descendencia. Por tanto, la tocofobia es el miedo patológico al embarazo. Se define científicamente como un profundo terror al embarazo y parto.

Cuando la mujer es tocofóbica, piensa que con el embarazo pueden venir con una serie de dificultades como ganas de llorar, gritar, nauseas, incluso le pueden generar ataques de ansiedad.

Esta situación no fue considerada como enfermedad, sino hasta el año 2001, donde una encuesta realizada por la doctora Kristina Hofberg, determino que una de cada seis mujeres tenía tocofobia.embarazo1[2]

Un porcentaje elevado de la población no conoce acerca de la tocofobia y la comunidad científica antes no le prestaba mucha atención. Las mujeres que sufren de esta enfermedad, les traumatiza todo lo relacionado con el parto o la gestación de un niño.

Dentro de la enfermedad se distinguen dos tipos. Tocofobia primaria y secundaria. En la primera se encuentran las mujeres que nunca han tenido un hijo, y en la segunda se encuentran las madres que ya han tenido hijos, pero también han vivido una mala experiencia.

Las mujeres con esta enfermedad, pueden acudir a un psicólogo, pero preferiblemente no hacerlo, puesto que si elijen no ser madres, el acudir a un especialista les podría generar cargo de conciencia, remordimientos, depresión.

Hay que respetar la decisión de cada mujer de ser madre o no serlo, y si quieres ser madre pero tienes esta serie de temores como lo es el dolor, puedes optar por adoptar un peque al cual le puedes brindar todo tu cariño y amor, pero si te encantan los niños como a mi, seria hermoso vivir la gran experiencia de dar vida.

 

Feliz dia a todas las mujeres

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer, donde se conmemora a las mujeres como forjadoras de la historia, por la lucha de participar en la sociedad, en igualdad con el hombre.images

La historia se remonta a los hechos ocurridos el 8 de marzo en diferentes años, uno de ellos en 1908, en el cual murieron 146 mujeres calcinadas, las cuales trabajaban en una fabrica textil de Nueva Cork, donde les lanzaron bombas en negativa de sus protestas por mejores condiciones laborales. En 1909, se exigió nuevamente en una manifestación mejores condiciones para las mujeres emigradas, además del derecho al voto femenino.

La propuesta se dio en el año 1910 por la alemana Clara Zetkin, integrante del Sindicato Internacional de Obreras de la Confección, durante el congreso de Mujeres Socialistas en Dinamarca.

Es un honor para mí poder transmitirles este mensaje a todas las mujeres en su día, deseo que la pasen muy bien, no solo hoy, sino todos los dias del año y felicidades también a los hombres que no dudan en respetar a la mujer.