Tratamiento para el niño con piojos y liendres

 

Ahora que nos encontramos en verano, es mas frecuente la aparición de liendres y piojos en los peques en edad escolar. El piojo se agarra de un pelo y se alimenta de la sangre del cuero cabelludo, generando de esta manera un problema sanitario.

Medidas para evitar el contagio de piojos

  • Lavar frecuentemente el cabello
  • Peinar y cepillar diariamente
  • Revisar frecuentemente la cabeza del peque
  • Limpiar peines, cepillos y toallas.
  • No intercambiar útiles de aseo. images

Si te das cuenta que tu peque tiene piojos, debes mojar el cabello y aplicarle una loción antiparásitos al cuero cabelludo, la puedes comprar en las farmacias, recuerda tener cuidado con el producto pues la utilización indiscriminada en los peques no es recomendable.

Luego lavar con una parte de vinagre y dos de agua, de esta manera se eliminan las liendres. Luego utilizar un peine especial con púas muy juntas. Todas las personas de la casa deben ser revisadas para ver si se debe hacer el mismo tratamiento.

Asimismo hay que lavar la ropa de cama, ropa de dormir o pijama y toda la ropa de la persona infectada, a fin de eliminar cualquier resto de huevos o liendres y eventualmente algún piojo.

Es bueno también que las maestras revisen cada cierto tiempo a los peques, cuando tengan un tiempito a lo largo de la clase, de esta manera también se le puede advertir a la mami, para no generar un contagio en el salón.

 

Alternativas para niños alérgicos a la leche de vaca

 

Unos investigadores tomaron una muestra de 30 niños con alergia de leche de vaca, a los peques se les dio pequeñas cantidades de leche en el transcurso de un tiempo determinado, estando bajo supervisión medica en el hospital, posteriormente se les expuso en el hogar.

Pasado un año, 11 de los peques fueron capaces de poder comer y tomar lácteos sin restricciones, y los 16 restantes, podían consumir pequeñas cantidades de leche de vaca.imajjges

Las alergias a los alimentos son un riesgo para la salud del peque, pues a través de ellos se desarrolla y crece, la lactosa ayuda aportando el calcio para sus huesos que están en formación.

Hasta un 7% de los peques son alérgicos a la lactosa, pero la mayoría supera la alergia durante los primeros 6 años de vida. Sin embargo, muchos niños nunca la superan.

Síntomas de la alergia

  • Goteo nasal,
  • Urticaria (ronchas en la piel que causan picazón)
  • Inflamación facial
  • Respiración sibilante
  • Problemas respiratorios
  • Irritabilidad
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Eczema (erupción descamativa con picazón).

Generalmente se confunde la alergia a la leche con la intolerancia a la lactosa, pues tienen síntomas parecidos, pero son enfermedades diferentes. La alergia a la leche es un problema del sistema inmune, mientras que la intolerancia a la lactosa afecta al aparato digestivo, que impide descomponer el azúcar de la leche.

Los investigadores indican que este tipo de tratamiento para la alergia a la leche de vaca, solo debe hacerse bajo supervisión médica. Generalmente esta alergia se trata con la suspensión total de todos los lácteos.

Asimismo, sería bueno que este tipo de investigaciones se pueda enfocar al tratamiento de otras alergias.