Cuando empieza a gatear el bebe y cuál es su importancia

El gateo se da a partir de los 7 meses, a través del gateo el peque va conociendo su medio ambiente, algunos omiten esta etapa y van directamente a ponerse de pie y después caminar, lo cual repercute el desarrollo, porque el gateo favorece la visión, el tacto, el habla, el equilibrio, la orientación y percepción y fortalecer los músculos.

Algunos peques se desplazan sentados arrastrando sus nalgas y doblando las piernas, en cambio otros se desplazan sobre sus tripas con la ayuda de sus piernas y manos. No te preocupes de cómo lo haga, lo importante es que se sienta cómodo haciéndolo y aprenda a desplazarse. Y a a partir de los 12 meses comenzara a ponerse de pie y empezara a dar sus primeros pasos.SnazzyBabyNew crawler photo

Por medio del gateo se favorece la evolución del cerebro, los peques que no han gateado tienden a generar problemas a la hora de superar dificultades tanto afectivo-relacionales como motoras, con el gateo se favorece las conexiones futuras entre los dos hemisferios cerebrales y de esta conexiones depende el desarrollo de funciones cognitivas y de movimiento más complejas.

Por otro lado desarrolla el sistema vestibular y propioceptivo los cuales permiten saber donde se encuentran las partes de su propio cuerpo. Desarrolla la convergencia visual y posibilita el enfoque de los ojos, según estudios de optómetras el 98% de los peques con estrabismo no gatearon lo necesario.

También desarrolla oposición cortical, lo cual diferencia el plano donde se encuentra la cabeza, del de la palma de la mano y el cerebro aprende que el dedo gordo se opone a los otros dedos lo cual ayuda al desarrollo motor fino para poder coger cosas y desarrolla relación ojo mano favoreciendo la buena letra y la escritura.

Ayuda a establecer laterización ya que se conectan ambos hemisferios, un peque que no gatea si quiere alcanzar un objeto utilizara las dos manos, al contrario del que si gateo que diferencia cada hemisferio y puede elegir la mano más conveniente para coger el objeto.