El Síndrome HELLP

El síndrome de Hellp se desarrolla por lo general en el tercer trimestre del embarazo, aunque puede desarrollarse mucho antes. Algunos casos se presentan post parto. Esta complicación pone en riesgo la vida del peque y la madre si no se diagnostica a tiempo.

El grupo de síntomas que se asocia al síndrome son: la hemólisis (descomposición de los glóbulos rojos), enzimas hepáticas elevadas y conteo de plaquetas bajo. Debemos tener en cuenta que una mujer sin estos síntomas puede desarrollar también el síndrome de Hellp.

1

Síntomas del Síndrome HELLP

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolores de cabeza o jaquecas fuertes.
  • Dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen
  • Edemas o retención de líquidos.
  • Hipertensión arterial.
  • Convulsiones.
  • Bajo conteo de plaquetas.
  • Elevado conteo de enzimas hepáticas.
  • Visión borrosa.
  • Sangrado nasal u otro que no pare fácilmente.

 

Tratamiento

  • Monitoreo fetal permanente.
  • Ecodopler.
  • Reposo.
  • Transfusiones de sangre en casos severos.
  • Control de presión arterial.
  • Sulfato de magnesio para las convulsiones.

 

2 El tratamiento principal es dar a luz al peque, aun siendo prematuro, puesto que las complicaciones del hígado dadas por el síndrome de HELLP, son muy perjudiciales para el peque y la madre.

Cada caso es diferente, dependiendo de en que momento se diagnostica el síndrome de HELLP, la atención inmediata es imprescindible, acude a tus controles con el médico periódicamente.