Tratamiento a la costra del lactante

La costra del lactante o costra láctea, es una capa blanquecina que sale de la cabeza de muchos peques, a veces son escamas amarillentas y aceitosas de aspecto muy desagradable. Tranquila que no pica ni causa ninguna molestia al peque.

La causa de esta afección es por la influencia de hormonas maternas que se pasan antes del nacimiento, generando una mala regulación del nivel graso del peque por exceso de glándulas sebáceas.2

En la mayoría de casos la costra desaparece con el tiempo por si sola, en otros casos dependerá del grosor de la misma. Cuando la costra es delgada, lavando todos los días la cabecita del peque con un champú suave. Pero cuando las costras son gruesas es mejor hacer un tratamiento.

Tratamiento

  • Colocar vaselina en la cabeza del peque una hora antes del baño.
  • Pasar una esponjita húmeda o cepillo suave por la cabeza del peque
  • Lavar a diario la cabeza del peque.
  • Evita sacar las costras con la uña, pues ocasionarías lesiones.

El pediatra te puede recomendar champú anticeborréico, un preparado de vaselina con acido salicílico para dejar en la noche, o una crema corticoide; en cualquiera de los casos ten mucho cuidado con los ojos del peque.3

Recuerda siempre consultar con el pediatra, él te dará la mejor opción para tu peque. Pues esto se puede confundir con dermatitis seborroide, la cual va acompañada de enrojecimiento en la zona del pañal, axilas, detrás de las orejas y en los pliegues de la piel, por otro lado es fácil que los padres reconozcan este problema pues es hereditario.