Paletas de kiwi cubierta de chocolate

Te vamos a mostrar una manera ingeniosa de hacer comer frutas a nuestros peques, esta receta es con Kiwi, pero puedes utilizar otra fruta si gustas.

En este caso el Kiwi es una de las frutas con mayor contenido de vitamina C, además de vitamina E y las del grupo B, por otro lado contiene minerales como potasio, magnesio y fósforo.1

Preparación

  • Pelar el kiwi y cortarlo en rodajas gruesas.
  • Colocarlos en palitos de helado y ponerlo al congelador.
  • Poner cobertura de chocolate en baño maría.
  • Colocar en un recipiente cobertura de chocolate.
  • Pasar el kiwi por el chocolate cuando este a temperatura ambiente..
  • Poner en un recipiente dejar enfriar y ponerlo al congelador hasta consumirlo.

2

3

Sordera en los bebes

La audición es fundamental para el desarrollo de la comunicación, lamentablemente algunos peques pueden tener hipoacusias, estas pueden ser severas y profundas o leves y moderadas. por eso es necesario hacer un examen de manera oportuna.

La evaluación auditiva del peque, debe darse durante el primer mes de vida, si se sospecha de una pérdida de la audición lleva al peque en un experto antes de los tres meses y si se confirma la situación debemos considerar el uso de audífonos medicados y otras opciones de comunicación antes de los seis meses.

1 Comportamientos característicos de niños con problemas de audición

De 0 a 3 meses: No se despierta con ruidos intensos. No reacciona (con llanto o estremecimiento) ante ruidos sorpresivos y fuertes.

De 3 a 6 meses No busca con la mirada la voz de su madre. No emite gritos o sonidos para llamar la atención.

De 6 a 9 meses: No responde cuando lo llaman por su nombre. No gira ante los ruidos.

De 9 a 12 meses: No aprende a ejecutar órdenes sencillas (“chau”, “beso”, “upa”). No emite sonidos que se le enseñan reiteradamente. No manifiesta reconocer palabras familiares y sencillas.

De 12 a 18 meses: Se muestra interesado sólo por lo que ve. No ejecuta órdenes sencillas. No dice ninguna palabra.

De 18 a 24 meses: No adquiere lenguaje. Grita y/o señala cuando quiere algo. No responde cuando lo llaman, aún gritándole.

Comportamientos normales del peque en función a la edad

De 0 a 4 meses:
Debe asustarse con los ruidos. Cesar en su actividad cuando oye un ruido como el de una conversación.
Se tranquiliza con la voz de la madre.

De 5 a 6 meses:
Localiza bien los ruidos que se producen cerca del oído.
Imita cierta clase de ruidos, parece imitar la vocalización de un adulto.

De 7 a 12 meses:
Localiza bien los ruidos, aunque sean más lejanos en una habitación.
Responde a su nombre, aunque se le llame en voz baja.
Balbucea.

De 13 a 15 meses:
Señala un ruido inesperado, o a personas y objetos familiares si se le pide.
Responde de alguna manera a preguntas sencillas sin gestos, al timbre o al teléfono.
Responde si se le grita desde otra habitación.
Emite algún sonido melódico o articulado.

De 16 a 18 meses: 2
Sigue instrucciones verbales sencillas, sin que se acompañen de gestos.
Emite alguna palabra.
Se le puede enseñar a dirigirse a por un juguete al escuchar una señal.

De 19 a 24 meses:

Señala las partes del cuerpo cuando se le pide.
Se le puede enseñar a responder a una audiometría.
Dice palabras sencillas habituales.
Construye alguna frase de dos palabras.

De 3 a 6 años:
Muestra un lenguaje adecuado para su edad.
No grita excesivamente al hablar.
No contesta frecuentemente a las preguntas con un qué.
Ve la televisión a un volumen normal.
No parece tener problemas para hablar con otras personas.
No se fija en los labios de la otra persona al hablar.

 

Consulta con el médico de manera periódica, la mejor manera de tratamiento es la detección a tiempo.

Mi hijo no quiere comer

Alimentarse es un habito que se debe enseñar desde muy pequeños, no debe ser una obligación, si el peque lo ve de esta manera definitivamente no comerá.

Tenemos que halar con ellos y utilizar frases como: “Vas a crecer fuerte y sano”, “ Los peques que toman toda su leche crecen muuuucho más”, “ ¡Que peque tan inteligente eres!”, “Los peques grandes comen toda su comida”, “Muy bien terminaste toda la comida”, “¡Mmmm que rico sabe esto!”. De esta manera los estimulas y harás que le llame la atención la comida.

 

Tips para peques que no comen bien

1

  • Presentación de la comida: utiliza formas divertidas en el plato, dibuja caras de animales, paisajes, animales con las verduras, legumbres, arroz y demás ingredientes, de esta manera el peque se distraerá y comerá.
  • Ir al mercado con él: que te acompañe a realizar las compras, así conoce nuevos productos, le comentas ¡Vamos a probar esto!, explora con él y cuéntale cuales son los alimentos sanos y cuales no.
  • Cocina con él:De esta manera se sentirá involucrado y no dejara de comer lo que el preparó, además verá como se convierten los alimentos en deliciosos platos.
  • Calidad y no cantidad: ofrécele pequeñas cantidades de alimento a los peques le encanta, además su cuerpo le pedirá el alimento necesario, el cual puede comer en su pequeño plato preferido.
  • Juega con el: Véndale los ojos y jueguen a descubrir alimentos, preséntale platos conocidos y nuevos, gana el que adivina.
  • Paciencia: No reacciones ante rabietas, de esta manera se dará cuenta que no tiene sentido hacerlas, no le grites pues estarás creando una situación de conflicto la cual se relacionará con la hora de comer.
  • Comer juntos: Siempre que se pueda comer en familia, de esta manera el foco de atención no será el peque.
  • Información: Cuéntale cuentos relacionados a la alimentación del peque, la importancia de la comida, reconozcan en las revistas los alimentos nutritivos y los que no lo son.
  • Postres: Prepara postres nutritivos, como mazamorra de sémola, quinua, dulce de zapallo, pastel de zanahoria con pasas.

2Por nada del mundo disfracemos el plato o demos un premio como una golosina, pues de esta manera crearás un mal hábito y el peque se centrara en ese punto.

Ten mucha paciencia, aproximadamente el 90% de los peques pasa por esta etapa, es algo común y también solucionable.

Y ya sabes a comer sano tanto tu como el peque, ya que debe ver que todos comemos lo mismo, de esta manera evitaremos problemas de obesidad, anemia infantil u otra enfermedad.